Sandra Menéndez: Viernes, 4 de Marzo

viernes, 4 de marzo de 2011

Viernes, 4 de Marzo




Con el tercer síntoma, la vida se convierte en una tarde de domingo.
Ya no nos exige grandes cosas.
Entonces creemos que somos maduros, dejamos de lado las fantasías.
En lo más profundo de nuestro corazón,
sabemos que lo que sucede es que renunciamos a luchar por nuestros sueños.
Por un tiempo encontramos la paz,
tenemos un pequeño periodo de tranquilidad.
Pero los sueños muertos comienzan a pudrirse dentro de nosotros
e infectan todo el ambiente en que vivimos.

Comenzamos a ser crueles con los que nos rodean y, finalmente,
dirigimos esa crueldad contra nosotros.
Surgen las enfermedades y las psicósis.
Lo que queríamos evitar, 'la decepción y la derrota'
se convierte en el único legado de nuestra cobardía.

Y un bello día,
los sueños muertos y podridos vuelven al aire difícil de respirar
para liberarnos de aquella terrible paz
de las tardes de domingo.

1 comentario:

  1. Un texto increíble y unas fotos preciosas, como siempre. :)

    ResponderEliminar